miércoles, 19 de febrero de 2014

Pies perfectos en casita con Pedi Expert de Revlon

Ustedes ya van sabiendo cuáles son mis cruzadas: las ojeras, el frizz, y los pies! 

En la búsqueda de la pedicuría casera perfecta probé exfoliantes y cremas, un kit de torno y limas, y me faltaba probar algo que desde hace mil años cuando lo veía en las insufribles publicidades de "llame ya" me venía tentando, esos aparatitos tipo rallador, que te lo pasás por los pies y toda la piel seca queda retenida adentro,  como una arenita fina. 
No me digan que no es un rallador!

Hace unos meses cuando Revlon sacó su nueva línea de herramientas (pinceles y brochas, pinzas de depilar, arqueador de pestañas, y accesorios para manicura y pedicuría) vi que sacaron un ralladorcito de ese estilo.


Kit cerrado y abierto
Lo primero que pensé, es que siendo de Revlon no podía ser una berretada, que tenía que funcionar, me frenaba que ya tenía el aparato eléctrico, y si me clavaba eran dos cosas a subutilizar... lo tenía visto a $85, cuando las cosas se empezaron a desmadrar se fue a $97 y dije si no lo compro ahora me voy a arrepentir, así que me lo llevé.  
Lo tuve unos días en casa, cerrado, decidiendo si me lo iba a quedar o no, hasta que no aguanté más y lo abrí (me terminé de decidir al saber que la pedicura cuesta arriba de $120, con lo cual 97 no era gran pérdida).

Todos los accesorios
Me lo empecé a pasar, después de bañarme pero con los pies bien secos, un poco desganada, un poco curiosa, un poco esperanzada de que fuera a funcionar. La sensación no era desagradable (es apto para cosquillosas!), y si bien no se deslizaba taaan fácilmente como en "llame ya", no lastimaba ni raspaba, y la piel muerta se desprendía como si nada, en cinco minutos tenía los talones y los metatarsos muchísimo mejor, aunque la textura que quedaba no era la mejor, claramente era el momento de pasar a la lima más fina, con unas pasadas de la lima, el cambio era absoluto y radical (ojo con la lima, si le dan con muchas ganas te puede quedar un poquito ardido, como si quemara, lo mismo pasa con los tornos, en la peluquería me han quemado horriblemente un pie), sólo faltaba un toquecito de crema para que fuera perfecto. 
La textura de la lima en primer plano
Los pies quedaron suaves, sin esas molestas grietitas blancuzcas que a las adictas al talco como yo nos tienen en jaque. A la semana más o menos lo volví a usar, quedaron aún mejor,  el resultado es inmediato y duradero, no les pongo fotos de lo que queda retenido en el compartimento del rallador porque es un poco asquerosito, pero saca mucho de verdad, y la lima da en instantes la terminación perfecta. 

Además trae un alicate mediano, que corta muy bien, y una limita muy buena, se guarda todo dentro del mismo aparatito, y queda prolijo y compacto.


Así se guarda

Y así queda cerradito, mi marido me preguntaba
 si me había comprado un mouse de Revlon ;-)
Para que me crean, me lo volví a pasar (también a una semana de la última vez aproximadamente), y saqué fotos del antes, durante y después (cabe aclarar que mis piecitos son más bonitos en persona,  claramente el primer plano de las plantas no me favorece jeje), espero que puedan notar la diferencia,  en la foto del antes se notan las famosas grietitas blancuzcas,  y en el metatarso se me hacen unos micro callitos producto del roce que se llaman miliares, como es mi lado hábil,  aparentemente recargo más el peso de ese lado y por eso en el otro pie no me salen).

Antes
Durante (ahora ven por que la lima no es opcional)
Después, es otra cosa, no? (no me traumen jaja)
Esta es la crema que usé
Tuve que usar otra crema, porque mientras yo escribía muy dedicada este post, mi pequeña coqueta me pidió ver los dibus en la tele de la pieza, y yo confiada en su santidad habitual no sospeché de que había demasiado silencio aún para una nena tan buena, y después descubrí con horror que me untó en la cama 3/4 pomo de la crema Silk... esta de Vichy es muy buena, más espesa y menos perfumada, tiene ceramidas y se absorbe muy rápido, me gusta mucho, por un tema de costo la venía estirando, pero hoy ví que le falta poco para vencer, así que la voy a poner en uso cotidiano.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario