martes, 28 de enero de 2014

Volumissime de L'Oreal, la máscara que pasó injustamente desapercibida


Con un recambio que me mandaron de Fancybox por problemas con la cajita del día de la Mujer (divina Laura de atención al cliente, que le mandé trescientos mails y siempre me respondía muy amablemente), probé la máscara Volumissime de L'Oreal, de la cual hubo cero publicidad, cero folleto en las perfumerías, cero display con foto, nada, una tristeza, un perfil bajo absoluto... Yo que me miro todas las novedades, y la descubrí cuando abrí el paquetito del cambio, no lo podía creer.


Es una máscara de envase tradicional, que no te vende un super mega cepillo de esos que salvo que seas ambidiestra te dejan las pestañas de tu lado hábil divinas, y la del otro medio raras, porque te pintaste la parte de afuera con el cepillo apuntando con la punta que era para la parte de adentro (no estoy loca, ustedes me entienden, no??), tiene un cepillo tranqui, curvado, fácil de usar cuando estás muy dormida a la mañana (cómo duele meterte el cepillo en el ojo, y encima tener que corregir el borrón de rimmel con el tiempo en contra para salir corriendo y llegar al laburo!) y una fórmula que les da volumen, las separa, las alarga, las curva suavemente, las deja bien negritas y llamativas, y sobre todo NO DEJA NI UN GRUMO NI LAS PEGOTEA ENTRE SÍ.

Realmente no me explico como una máscara TAN buena no tuvo más difusión, es ideal para todos los días, no es "maxi" en ningún sentido (vieron que siempre hablan de maxi curvas, maxi volumen, etc.), pero es un 10 en embellecimiento general.

Cepillo tranqui, con una curva central, bien tupido de pelo, y de largo regular
Packaging extra sencillo
Es la más económica de la marca, otro dato a favor! (un 10% más barata que las demás)
La fórmula al principio era un poco líquida y ensuciaba un poquito (o yo estoy demasiado dormida por las mañanas, o todas las máscaras están viniendo así), pero con un poquito de uso enseguida tomó una consistencia genial, supongo que la harán más líquida para que tarde menos en resecarse (igual cuando el rimmel se reseca, unas gotitas de aceite de almendras, una revuelta con ganas al pincel en el envase, y voilá, máscara como nueva, con un plus de alimento súper bueno para las pestañas).

Me gustó tanto, que en los últimos dos regalos que hice la incluí en el set (estoy regalando maquillajes cuando tengo la oportunidad, me parecen un regalo útil y dedicado, y un poco más pensado que regalar ropa, aunque es complicado, tenés que conocer mucho a la persona, porque generalmente no te los dejan cambiar...en Falabella como precintan los cosméticos, al menos labiales y esmaltes, si los llevás intactos te los cambian!). Además, es una máscara sin excusas, porque NO PICA! 

Acá les dejo compilado de cepillos odiosos (salvo el primero que es de una máscara buenísima, pero es el que digo que necesitaría ser ambidiestra para usarlo, así que no safa de la lista jaja):
Este es el cepillo para ambidiestras, tiene una cara plana que se empasta MAL de producto,
y es medio piramidal, da un volumen y longitud increíble, pero hay que dedicarle su tiempo.  

Este tiene cerdas plásticas, es medio triangular si lo ven de frente,
 y tiene bastante diferencia de longitud entre el centro y las puntas
me ha arrancado un par de AYYYs al metérmelo en el ojo...

Este es directamente un instrumento de tortura medieval,
empasta, es duro y plástico, e imposible de no meterlo en el ojo

Este es de la peor máscara que probé, no sé porqué no lo tiré, tiene dos filas
de dientitos en diagonal una de la otra es tan malo que le saqué como 10 fotos y en ninguna
salen, te deja todas las pestañas pegoteadas entre sí, un espanto...
ah, si! todavía la tengo porque la usé para mi civil, y nunca más! ese día me tuve que separar las pestañas una a una!
Último cepillo odioso, si lo ven tiene como tres bolitas, empasta mal, para peor es una máscara waterproof

Para cerrar el compilado de cepillos, les dejo mi máscara favorita de todos los tiempos,
la Masterpiece Max de Max Factor, me la traje de la luna de miel, realmente la llegué a gastar
(si miran bien, se ve el plástico fucsia debajo de los restos de máscara, de tanto que la usé)
Si alguna viaja y se la puede comprar, no lo dude (y si me avisa le encargo una jaja)

No les pongo los nombres porque las primeras dos todavía las venden y las podría reseñar más adelante, son dos máscaras que si bien los cepillos tienen sus temas, las uso bastante y me gusta como quedan puestas. 

Ustedes me dirán, todo muy lindo, es divina, te sirve hasta cuándo estás dormida, pero cómo queda?? Bueno, esta vuelta me jugué y les pongo fotos de mi ojito antes y después de la Volumissime, así la juzgan por ustedes mismas!
el "Antes", qué tal el camouflaje de ojeras? Tengo dos correctores y polvo, sí, así de difíciles son!
El "Después", sin usar arqueador ni nada raro, una sola capa de Volumissime.
Disculpen las cejas despeinadas... me las arreglo después de la máscara ja

Espero que les guste el post, es larguito, pero porque tiene muchas fotos!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario