miércoles, 15 de enero de 2014

Labial Revlon Colorburst Lip Butter


Hola! Cómo están? Va la revancha de mis vicisitudes de bloguera de subte! 

Ayer les había escrito sobre estos maravillosos labiales, y se me colgó la aplicación mobile de blogger y perdí todo, pero bueno, vamos de nuevo, a ver si me sale mejor...


Hace unos meses leí sobre esta nueva línea de Revlon en un blog español, y moría porque llegaran acá y probarlos, por una cosa u otra, cuando llegaron pasaron un par de meses más sin que me lo comprara y mi ansiedad crecía y crecía...
Además de la novedad en sí, lo que más me atraía era la fórmula, con manteca de mango y karité, y la gama de colores, que es muy primaveral y combinable...
El packaging es muuy lindo, aunque imposible abrirlo con una sola mano!
Tiene el preview del color, muy piola
Me terminó de dar máquina una amiga, que a falta de uno, se compró dos, los probé, aluciné, y ahora me los prestó para que vean varios swatches, una genia.
Ella tiene el Cotton Candy, un rosita pálido hiper delicado, en el post de mis manis de fin de año pueden ver el mismo tono en versión esmalte (que casualmente me lo regaló esta misma amiga hace como 2 años! Evidentemente es un tono que nos encanta a ambas, y me llama la atención lo bien logrado que está en ambos productos), y el Creme Bruleé, un nude muy lindo (iba a poner de nuevo delicado, es el patrón común a ambos!).

Ambos tienen un no sé qué muy especial, si te pasás apenitas, funcionan como un protector, apenas con brillito, si le das con un poco más de ganas va tomando color, y si insistís lo suficiente, hasta toman un dejo perladito muy sutil y agradable, espero poder reflejarlo en las fotos.
Sorbet, Creme Bruleé y Cotton Candy
Mismo orden que en foto anterior

En mi caso, no estoy del todo satisfecha con el color, creo que en la emoción de comprarme uno me confundí y elegí uno demasiado fuerte para mi gusto. Sabía que había un rosa más subido que el Cotton Candy (ahora sé que es el Pink Lemonade), y cuando vi el Sorbet pensé que era ese y me lo llevé, pero el Sorbet es un fucsia oscurito, muy intenso, y yo soy de labios más tranqui, así que no me siento del todo cómoda, igual el color es divino, y lo pienso seguir usando, me gusta tanto que me terminaré por acostumbrar... (cuando me resulta demasiado lo bajo con un labello bien clarito, de a poco nos vamos entendiendo!).

Odio las selfies... así que la recorté toda!
Ya me había sacado el maquillaje, mucho amor pintarme los labios de nuevo para el post!
La duración del color es muy buena, tranquilamente cuatro horas o más, y de la humectación, podría decirles que el doble. Es raro que un labial tan confortable tenga tan buena durabilidad, una combinación genial.

La gama de colores se completa con corales y duraznos, hay de la línea regular y algunos de la colección verano, que no recuerdo si son normales o de edición limitada. 

Es un producto que me gusta tanto pero tanto que seguramente reincida en la compra (y pronto!), no sé si enmendaré mi error con el Pink Lemonade, o haré borrón y cuenta nueva con algún tono distinto...

Espero que les gusten las fotos, estoy feliz de poder hacer un post con varios swatches (sin fundirme en el intento!).

1 comentario:

  1. genial el post! me dan ganas de incursionar en mas colores!!
    gracias por todos tus consejos, tips y novedades!!

    ResponderEliminar