sábado, 14 de septiembre de 2013

Labial Just Bitten Kissable de Revlon

En mi afán de las novedades, me tenté con el labial / bálsamo que sacó recientemente Revlon, después de un par de veces de probarlo en la mano, me decidí a llevarme uno.

Me había probado un rosa subido, muy lindo, pero cero mi estilo (era el único tono disponible para probar en esa farmacia), en otro lado había tester de toda la gama, me gustaba el brillo suave, el efecto cremoso y el olorcito a menta, y como estoy mucho en la onda nude para los labios me terminé decidiendo por el tono 035 Charme, que es un salmón super suavecito, como la piel de los damascos.
Queda muy lindo, natural como buscaba, brillito saludable, un poco de color (depende del fanatismo con el que te lo pases como queda el resultado final), un perfume sutil a menta, que enseguida se va, pero con una sensación refrescante muy agradable, que dura unos minutos más (ojo, no es que se siente mentolado ni pica, es hiper delicado).

Cuando se va el bálsamo, queda el efecto "lip stain", o sea la piel levemente pigmentada, en mi caso quedó un tono entre rosado y naranjita, que por mi tipo de piel no me favorece demasiado, pero que no creo que otros lo noten a simple vista, así que no me molesta. Quizás en tonos más fuertes ese efecto sea más notorio.
El precio! $85, es retráctil, tiene un packaging cómodo y estético, muy probablemente reincida más adelante con algún tono rosado un poco más intenso (hay uno medio cereza que tengo que ir madurando mentalmente).

Óleos para el cabello


Como para el rostro están en boga las BB Creams, para las uñas el nail art, para el pelo están los "óleos". 
El más famoso es el de Argán, fruto de un arbusto marroquí, de múltiples propiedades y producción ancestral. 
Hace ya varios años Elvive lo incorporó a la línea antifrizz para cabello liso (que es la falsa promesa que compramos todas las que queremos pelo LACIO, liso es la superficie del pelo, y no la hebra de cabello), sacando una versión "extreme". Yo usé el shampoo y el tratamiento sin enjuague, y no noté grandes diferencias con respecto a la línea clásica. 
El tratamiento sin enjuague quiere ser un baño de crema, pero termina siendo una crema para peinar, aunque con lo cremoso que es el shampoo no se precisa el paso intermedio del acondicionador...

Pero yendo a los productos más novedosos, les cuento que cuando empecé a leer las virtudes del Argán salí corriendo a buscarlo. Todavía no estaba difundido en las perfumerías más comerciales, así que fui a Piera, que vende insumos para peluquerías y artículos de perfumería en general (y suelen tener bastante buen precio y las vendedoras del local de Lacroze te atienden muy bien, igual que las de Las Margaritas de Santa Fe cerca del Alto Palermo).

Suero Oleoso HAN
De Piera me lleve el suero con Argán de HAN, que si bien no es Argán puro como estaba buscando, tiene filtro solar y un suave olor vegetal como a savia (parecido a la savia Inecto de cuando era chica). No es nada grasoso, se usa con el pelo húmedo (secado a toalla) o después del secador para reducir el frizz. Es un frasco grande si lo comparamos con los serums, se usa muy poca cantidad, y rinde muchísimo. El pelo queda suave y nada pesado. 

Además de usarlo sólo, mezclé un poco en un baño de crema de manzana que tenía en la ducha (una peluquera en su blog sugería usar ese aceite para enriquecer baños de crema), no le cambia el olor para nada y el pelo queda muy muy bien. Cuesta alrededor de $40, así que tiene buena relación precio/calidad.


Óleo de Argán Biferdil

Ya yendo a las líneas de farmacia/perfumería, Biferdil sacó una mini botellita muy mona de Argán, a $19. Tiene un olorcito muuuy suave a fruto seco, como coco o algo similar (creo que el argán natural es inodoro), y un tono apenas ambarino, con lo que se parece bastante a la descripción del aceite puro. Se usan pocas gotitas y es muy efectivo, da suavidad, brillo y control de frizz sin engrasar de más. Muy lindo, pero el más caro de los que probé.


Óleo Extraordinario de L'oreal

Y finalmente les cuento de mi favorito, este óleo es increíble, la gente de Elvive le pegó 100% con el nombre. Se me hace que es la versión Elvive del aceite tan famoso de Kerastase (creo que huile relax o algo así, nunca lo usé, si alguien probó los dos me cuenta la diferencia por favor?!?!).


Tiene múltiples usos, antes de lavar, antes del secador con el pelo secado a toalla y después del secado/modelado para toque final (si entran en Facebook tienen como 30 usos distintos, pero son todas variaciones de esos 3 que les detallé). En todos es espectacular, yo como más lo uso es para proteger del secador.
Es medio rara la sensación de ponerse un aceite sobre el pelo húmedo, la lógica indica que no se va a absorber (lo pensé ya cuando compré el de HAN), pero en todos los casos nada que ver, enseguida desaparece, y al secar el pelo se siente mucho más suave y con menos frizz (y yo seco bastante a lo bruto porque después me plancho). 
Cuesta alrededor de $65 y rinde también un montón (aunque ojo que multiuso y adictivo, una amiga se bajó uno entero en poco más de un mes... Eso si, un mes de pelo divino jaja).
Tiene un perfume un poco intenso y bastante oriental para mi gusto, pero una vez aplicado evapora enseguida y ni se nota. 

Si me lo seco antes de dormir, al otro día me levanto con la melena mucho más controlada que cuando no lo uso, fue lo que me llevó a algunas veces omitir el paso de la planchita, como les cuento en otro post.


En general con los tres, y en mi caso que tengo pelo medianamente seco y no me lavo todos los días, no noto que se me engrase de más, y se siente suave pero nada pesado ni pegado a la cabeza.
Como recomendar, a ojos cerrados les digo que el de Elvive, el de Biferdil está piola si quieren probar el argán sólo (o casi) y como envase para viajes (con el debido cuidado porque es de vidrio). El de HAN no es malo, pero no me generó lo mismo que el óleo extraordinario, sorry...





Rejuveneciendo esmaltes

Otro mini post con tips:
Cuando tienen un esmalte muy querido, medio viejito (que se puso un poquito espeso), que ya no se consigue y lo quieren usar pero tratando de no arruinarlo echándole quitaesmalte para diluirlo un poco, hay dos cosas que se pueden hacer:

  • Echarle unas gotitas de alcohol fino (lo arruina un poco, pero no es tan dañino como el quitaesmalte).
  • Ponerlo unos minutos en una taza con un poco de agua bien caliente. (En ambos casos luego es imprescindible agitar un buen rato).
El último es mi truco preferido, ya que no altera la composición, pero lo hace inmediatamente (y temporariamente) más fluido y ayuda a que corra sin empastar, lo uso para revivir mi precioso esmalte bordó metalizado de Maybelline, color Sablee Ruby, que tan lindo queda y siempre que lo uso alguien me lo elogia, acá lo tienen,  aunque ya no esté en todo su esplendor:

lunes, 9 de septiembre de 2013

Tip de cara a la temporada de sandalias

Con estos primeros calorcitos me saqué las botas de todo el invierno y me puse zapatitos sin medias, y me acordé de un truquillo muy piola para cuando hay que volver a domar algunos zapatos al principio de la temporada de calor...
Cuando el calzado roza, lo más común es ponerse una curita, al rato la misma está toda enroscada, el zapatos sigue molestando, con el malestar adicional a la ampolla que o ya se instaló o se está gestando del pegote del adhesivo de la curita...

Cómo podemos minimizar esta incomodidad? Usando tela adhesiva en vez de curitas... Si es de la de 2cm de altura mucho mejor. La tela adhesiva no se enrolla tan rápido, y como no tiene la almohadilla, la superficie adherida es mayor. Si ya hay ampolla y no se puede pegar directamente sobre la piel se puede usar una curita debajo, pero si te querés poner en forma preventiva, es ideal.

La única contra es que es blanca y se nota un poco, las curitas al ser color piel son más discretas. También lo pueden poner del lado del zapato, y lograr que quede un poco más disimulado.

Durante varios años usé este truco y después lo tuve medio olvidado, hace poco en la oficina estaba en el baño revolviendo la cartera tras una curita y una de las chicas me dio su rollito de tela adhesiva y me hizo acordar.

Espero que les sirva, es una pavada pero funciona!!

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Labial Color Sensational Popsticks de Maybelline

Hasta ahora todos los post que hice fueron sobre cosas que me gustan, hoy quiero escribir sobre mi última decepción cosmética: el Labial Color Sensational Popsticks de Maybelline.
Acá está el color de la decepción
Más que un labial, es un protector labial de $65, lo único bien logrado para mí es el perfume a frutos rojos, pero ni siquiera eso tiene una duración que digamos woooow. 
Después de pasarlo 6 veces (seis!!)
Unos minutos después y con otra luz

Se supone que resalta el color natural de los labios y los súper humecta, en mi opinión no cumple con ninguna de las dos cosas, para sentir la humectacion tenés que pasarlo veinte veces y el color que queda no es nada de locos, con el labello de cereza (y el de pomelo que vendían antes) lo lográs mucho mejor y por la cuarta parte del costo. 
Admito que no le tenía mucha fe y que lo compré más por el olorcito y el packaging (bastante copiado del Dior Addict) y fue una decepción total, raro, porque la mayoría de las cosas de Maybelline me encantan...


Eso sí, no me digan que no es vistoso...

Si alguien lo quiere probar se lo regalo/canjeo jaja


domingo, 1 de septiembre de 2013

Dove Nourishing Oil Care


Hace poco compré una de las famosas cajitas de belleza (me guardo mi opinión del tema para un post específico), y una de las cosas que más me gustó de lo que vino fue el acondicionador intensivo de Dove, de la línea Óleo Nutrición.

Ya tenía el shampoo y el acondicionador común y el tratamiento intensivo y me encantaban, pero el acondicionador intensivo no me lo compraba porque me parecía un poco caro en comparación con el resto de la línea (cuando salió estaba si no recuerdo mal alrededor de $40 menos de 300 ml, contra menos de $15 del shampoo de 200 ml).

Así que fue llegar del trabajo con mi cajita y no ver la hora de que llegara mi marido para poder escaparme a bañarme y estrenarlo, ansiosa como una nena 5 años jaja.

Lo primero que noté fue el perfume, distinto al del resto de la línea (lo estoy notando en otras marcas también, no sé cual será la estrategia de marketing, en lo particular prefiero que todos los productos tengan el mismo olor, así no hay riesgo de que la mezcla quede rara... Igual siempre prevalece el perfume del shampoo).
Después seguí por el color: el envase dice que tiene 2 "cintas" una blanca y una dorada, con distintos componentes cada una (en la práctica es blanco y ámbar un poco mezclado, no es algo vistoso y definido como traen los dentífricos, por supuesto que es lo de menos, si total al aplicarlo se trabaja entre las manos y se funden entre sí).
Finalmente, la textura es bastante densa, hay que apretar el pomo con ganas para sacar cantidad como para pelo largo (lo cual está bueno, ayuda a que rinda! no como esos frascos con una boca enorme que se te va un chorro mucho más generoso que lo que necesitás, contra los que siempre despotrica mi mamá).

Ahora vamos a la experiencia: me lo puse después del shampoo óleo nutrición (tengo pelo normal y no me lo lavo todos los días, a mí me funciona muy bien, se merece su propio post), lo cubrí con una cofia de las descartables (que enjuago y vuelvo a usar, siempre el acondicionador lo cubro así o me hago un rodete con un broche, para evitar que el agua de la ducha me lo vaya enjuagando, y permitir que actúe a fondo), me terminé de bañar y lo enjuagué.
Al enjuagar noté que era algo realmente especial, el pelo estaba suaveciiiito, como relajado, parecía poquito de lo sedoso que estaba, sensación que duró al tacto luego del secador y planchita (sí, soy una chica secador y planchita!), a la vista el brillo era divino, el control de frizz muy aceptable (y es un punto sobre el que soy muy exigente), no me engrasó de más, y me duró hasta el siguiente lavado con esa sensación divina y rico olorcito.

Conclusión? Me encanta!! No es barato, no es un acondicionador común, pero en mi opinión es más especial que el tratamiento intensivo (en criollo, el pote de baño de crema), no lo usaría a diario (como la exagerada de mi amiga con la que compré la cajita, que muy campante el otro día me dice "ah, yo lo tengo en la ducha y lo uso de acondicionador común"), pero definitivamente es algo que uso cuando quiero tener el pelo super divino, o cuando quiero sacarme el día de encima con un mimo cosmético...


Nivea bajo la ducha

Ni bien salió la propaganda de la crema para usar en la ducha de Nivea la quise probar, por qué porque la mayoría de las veces salgo corriendo de bañarme y termino sin ponerme crema, en vez si te lleva un minutito más en la rutina del baño, es más fácil de cumplir.

Además me interesó porque muchas veces uso algún aceite hidratante en la ducha, justo después del jabón líquido, me lo enjuago un poquito y la diferencia con no ponerse nada es notoria, pero hay días que el aceite es un poco demasiado (sobre todo cuando hace calor), y eso que probé varios (de Nivea, de Arex, de Capilatis-Bodytherapy y uno de VZ).

Cuestión que fuimos al supermercado en patota (nosotros 3 más mi hermano y flía) y había promo de 50% de dto en la segunda unidad (precio de una unidad $22, con el 25% de dto queda en una verdadera ganga). Agarré dos de piel seca, sólo porque me gustó más el perfume (igual para el verano capaz le doy una oportunidad a la de piel normal), una para mí y otra para mi cuñada, que tiene el mismo problema de exceso de corrida en la vida que yo (y que más o menos toda mujer que haya dejado de ser exclusivamente hija, vamos!, que no soy víctima de nada sino consecuente con mis elecciones y nada más).

Así que un par de días después, un rato antes de la cena me interné en la ducha, y me dediqué un rato, primero el exfoliante (ya tenía reseco adentro de la tapa, para que se den una idea de hace cuanto no lo usaba), luego el jabón líquido (uno de Palmolive con glicerina que después de usarlo la piel me queda un poco sedienta, no quise usar el Happy Time de Nivea porque es bastante humectante y me iba a impedir ser objetiva), y finalmente la crema Bajo la Ducha.

El olor es rico, suave, bastante clásico de las cremas Nivea, la textura es ni muy espesa ni muy fluida, puse un poco en las manos, las froté entre sí y me la apliqué, luego hice un enjuague suavecito, para sacar el exceso nomás.
El resultado? Muy bueno, piel suave, sensación agradable, sin sentirse grasa ni volverse tirante. Voy a volver a probarla con más calor, a ver si siento que "pierdo la frescura de la ducha" más rápido como cuando uso el aceite o crema normal...
Lo único que le veo no tan a favor, es que por la forma de uso, me parece que rinde menos que la crema convencional, pero el costo es muy razonable, así que no llega a ser un punto en contra.
Ah! Aclara que en el agua es rápidamente biodegradable, así que la usé con la conciencia tranquila!!

Recuperar el placer de pintarse las uñas

Me encanta pintarme las uñas, y soy bastante prolija aún con mi mano no hábil (la ventaja de ser zurda en un mundo de diestros es que la derecha forzadamente es más hábil en comparación que la izquierda de un diestro...) tengo un montón de colores (hasta repetidos, un desastre lo mío), pero últimamente era un garrón sólo pensar en despertarme antes para arreglarme las manos y dar tiempo a que se seque...
Mi cajita de esmaltes... y no están todos ahí,
faltaban el que tenía en la cartera y los que llegaron de una compra online
Pintarme a la tarde/noche, con una nena de 2 supercuriosa que quiere agarrar todo tampoco era la mejor opción, terminaba ella frustrada y yo con alguna uña para retocar... (me acuerdo de mi cumpleaños, que me pinté las de los pies justo antes de que llegara la familia, y ella se metió abajo de la mesa y me tocaba con sus uñitas y me dejó todas las rayitas jeje).
Ni hablar cuando tenía una fiesta o casamiento, me terminaba pintando de rosita pálido o vía láctea, con la cartera ya colgada o directamente en el auto... (incluido para mi civil, pero eso fue porque la peluquera llegó una hora tarde, qué nervios!! Al otro día la manicura no podía creer que así fui a casarme jajaja, igual en las fotos no se ve!).

La manicura siempre me resulta cara, no siempre quedo satisfecha con el resultado (además de que con lo que sale 1 manicura de pelu, me compro un esmalte nuevo de buena marca y me sobra un poco), y sobre todo sufro hasta el secado, y sufro si se me cacha un bordecito, cuestión que termino llevando mis propios esmaltes para poder retocarme, y no es negocio para nada...

Así las cosas hasta que vi una recomendación de el top coat Mega Shine de Sally Hansen, donde contaban de que realmente funcionaba (hablaban más que nada de brillo y duración) y dije: vamos a darle una oportunidad, me lo compré junto con una base de la misma marca (ya que leí que sólo no funcionaba tan bien, una amiga lo usó sólo y no le secó tan rápido, así que recomiendo usarlo junto con la base...) yo compré la común, la Hard as Nails, ya que se me escaman un poquito cuando las trajino mucho, pero no necesito emparejar el nivel ni nada. Acá los pueden ver a ambos:

La primera vez que los usé no lo podía creer, realmente seca el esmalte en un minuto, lo tocás y no se marca la huella digital, por supuesto hay que ser cuidadosa un rato, pero te podés poner un saco a los pocos minutos sin necesitar retoques. Y las uñas quedan increíblemente brillosas, y el esmalte nivelado parejito perfecto (otra cosa que noté, es que no levanta tanto pigmento de las uñas como otros brillos protectores, vieron que el pincel queda manchado y el líquido del frasco se va tiñendo?? Igual si este se tiñe, con la botellita plateada es imposible saberlo...).

La base es bastante líquida, y me ayudó a que no se manchen de amarillo las uñas, enseguida seca y da buen agarre al esmalte, de éste hay que poner una o dos capaz, las necesarias para lograr la cobertura esperada, y luego una mano generosa (el envase dice "thic coat") de Mega Shine, que les va a servir de capa de brillo protector, con el plus del secado rápido, es espesito (y un poco oloroso). Cuando lo compré vi que había otro de 30 segundos, pero como la recomendación la vi de este, decidí ir a lo seguro.
Precios: base 39, y Mega Shine 63, en una farmacia no muy barata, hace unos meses. Rinden bastante, porque la manicura te dura!

Lo bueno es que no hace falta comprar esmaltes caros, ni de secado rápido, funciona con todos los que probé y las uñas duran bien unos 4 o 5 días (me lavo las manos un montón de veces al día entre mi nena y la casa, además cocino, lavo alguna ropita a mano, y al 4to día capaz tengo que retocar algún bordecito, sobre todo si el esmalte es oscuro), en este tiempo compré esmaltes a lo loco, muchos colores, y funciona con todos, los de colorama quedan re bien y son espesitos, fáciles de usar (nunca los había usado, me parecían sospechosamente baratos para ser buenos), como maybelline, cutex y loreal.
Los de revlon me encantan los colores, pero son un poco líquidos para mi gusto, igual que los de rimmel, dependiendo del caso me han llevado hasta 3 manos para tener el color pleno en forma pareja.
Esas son las marcas que más uso, estos días recibí unos de Urban Velvet, y uno de Sally Hansen, el del frasquito facetado como diamante... Pero ya vieron la cajita, contarles de mis esmaltes da para varios posts...

Lo único que noté es que algunas uñas están un poco escamadas cuando me lo saco, pero creo que es más por lo que me dura el esmalte y por el poco cuidado que requiere al tenerlas protegidas con el top coat, porque me pasa en el pulgar y el índice, los dedos que más se usan para rasquetear sin darse cuenta.
Lo que les quiero resumir es que con este dúo de base y protector de secado rápido, las uñas quedan con un brillo sensacional y con muy poco riesgo de accidentes, súper recomendables!!

Foja 0

Aquí estoy, sin mucha idea de lo que estoy haciendo... Me llamo Paula, tengo 34 años, familia, trabajo, amigas, horarios, corridas, nada fuera de lo común (no hablemos de normal, porque qué es normal al fin y al cabo??)...

Pero hay algo que es más fuerte que yo, no soy partidaria del consumismo desenfrenado, trato de cuidar los gastos de la familia y ser un buen ejemplo para mi nena, pero a veces necesito un gustito, algo que sacuda un poquito mi rutina cotidiana y me haga sentir bien (un vicio, bah!), lo más común en esos casos, es una pasada fugaz por la perfumería (aunque las "malas" influencias me están llevando también a la compra online, terrible, una vidriera de novedades y ofertas disponible 24x7), o por alguna casa de accesorios... es mi terapia express.

Llegar a este blog es algo que se fue dando, veo que sale algo, o compro algo por primera vez y me gusta y se lo cuento a todo el mundo! Muchas veces mis amigas, mi cuñada, las chicas del laburo, quienes conocen mi debilidad, me preguntan si probé algo recién salido, o qué se podrían comprar para tal cosa (o se quejan de algo y de metida las aconsejo)... o hablando de nuestros gustos en común, termino recomendándoles algo que recién descubrí y estoy impactada, o algo que hace mucho tiempo tengo y me gusta tanto que no lo quiero terminar de gastar! 

Hace un tiempo empecé a buscar reseñas de productos, para ahorrarme el prueba y error (y su costo asociado), y me fue picando la idea de que eso lo podría hacer yo; después de esa primera idea, inmediatamente dejada de lado sin mayor análisis, me pasó que varias veces usando algún esmalte que me encanta, o un acondicionador que me deja el pelo divino me dije "esto es para una reseña, la tengo que escribir!", compartir mi experiencia y ayudar a otros a evitar gastos innecesarios, no está nada mal, no?...

Tengo un mueblecito lleno de shampoos y afines, perfumes, cremas, maquillajes, algunos me acompañan hace muchos años (mi primer perfume de los importantes es del '97, y todavía tengo un poco, protegido en su cajita original, la última vez que lo usé fue para mi casamiento, es el 5th Avenue de E. Arden), no miro mucho los vencimientos (si cuido las condiciones de almacenamiento), de algunas cosas guardo un poquito para que no se acabe, y de otras que mucho no me gustaron o me apuro a liquidarlas, o las dejo ahí, a ver si me decido a regalarlas o el tiempo las mejora como a los vinos (difícil, jeje).

No me sponsorea nadie, no sé si alguien lo va a leer, no sé si les resultará útil o les servirá mi opinión, es mi palabra de aficionada por escrito y nada más... Les pienso hablar sobre todo de lo que me gusta, pero también de lo que no me funcionó, como cuando le decís a una amiga "naah... ni te gastes".

Las fotos son caseras, las hago con el celu y las edito yo solita, así que puede que no sean graaaaaaaan cosa, pero prometo mantener la mente abierta a las sugerencias y a los pedidos de mayor detalle. En los post de maquillaje no siempre voy a poder poner swatches para que vean  la gama de colores o fotos de como queda aplicado, porque la parte de imágenes es lo que más tiempo me lleva y si me pongo muy minuciosa se van a atrasar indefinidamente las publicaciones de ese tipo de reseñas.

Les doy la bienvenida y las invito a que si no están de acuerdo con algo que para mí es de una manera, lo expresen con respeto y espíritu constructivo, de la misma manera que yo pienso cada palabra de lo que pongo acá.